PlayStationVideojuegosXbox

14+1 razones por las que Mass Effect sigue siendo la mejor trilogía de la historia de los videojuegos

0

14+1 razones por las que Mass Effect sigue siendo la mejor trilogía de la historia de los videojuegos

Mass Effect 3

FUENTE: https://www.ea.com/

Esta semana os traigo algo muy especial, de un ámbito en el que no suelo inmiscuirme públicamente pero que también me apasiona: el de los videojuegos. Me he decidido a internarme por vez primera (y puede que no sea la última) en este mundillo con el pretexto de la salida de la reciente remasterización de la saga Mass Effect (Legendary Edition) para las plataformas de PC, Xbox One y Play Station 4, y aprovechar para homenajear tres de mis videojuegos favoritos. Y de paso, espero poder convenceros a los que todavía no la hayáis jugado o no la améis tanto como hacemos algunos acerca de la inmensa calidad que atesora en todas y cada una de sus entregas (el tema de Andrómeda lo dejaremos para otro día 😋)

Se cumplen 14 años desde el lanzamiento al mercado del primer Mass Effect, desarrollado por la renombrada compañía Bioware (KOTOR, Jade Empire…) y que recibió dos sucesivas secuelas en 2010 y 2012, respectivamente. A muchos os sonará, bastantes ya la amaréis e incluso tal vez hayáis escuchado que un segmento importante de sus seguidores los consideran entre los mejores videojuegos de la historia. Como apasionado de la ciencia ficción que soy me encuentro claramente en este grupo, y voy a explicaros las 14 razones fundamentales (1 por cada año desde su salida) por qué algunos la valoramos además como la trilogía más sólida, cohesionada y mejor construida de la historia de este medio. Vamos allá.

17 Mass effect memes ideas | mass effect, mass, memes

1. Es un referente indiscutible de la ciencia ficción contemporánea

Como lo fueron otras grandes obras de la ciencia ficción literaria (La Fundación de Isaac Asimov, 2001 de Arthur. C. Clarke, Solaris de Stanislaw Lem…) y audiovisual (Star Wars, Star Trek, Blade Runner, Metrópolis…), Mass Effect marcó un hito en el género de la ciencia ficción de su generación; siendo capaz de traspasar las barreras de su propio formato originario mediante la publicación de novelas y cómics destinados a expandir su fascinante y suculento universo. Muchos asiduos consumidores de productos de ciencia ficción hallaron en Mass Effect una obra que por fin terminaba de consagrar a los videojuegos como un poderoso método de narración de historias futuristas a un nivel de complejidad y a una escala de tamaño inconcebibles hasta aquel momento; mientras que los jugadores más jóvenes nos topamos con un título maduro que nos transmitía un impactante sentido de la maravilla y que incorporamos con total naturalidad a nuestra lista de historias de ciencia ficción predilectas junto a las más míticas de la historia del arte y de la cultura. Puede que Mass Effect haya inventado genuinamente pocas cosas, pero es tal la diversidad y amplitud de su mundo que pocas veces nos hemos sentido más cercanos a vivir aventuras más allá de nuestro planeta y a explorar la galaxia como con esta saga. Si te gustan los viajes espaciales, los alienígenas y la especulación científica, esta saga te seducirá como pocas. Aunque realmente Mass Effect sea todavía más que eso.

2. Sus personajes principales y secundarios

Steam Workshop::Mass Effect

FUENTE: https://steamcommunity.com/

La galería de personajes de la saga Mass Effect es extensa y variada, pero la cosa no se queda ahí. Prácticamente todos ellos irradian un cautivador carisma, suscitan interés en el jugador por conocer más acerca de ellos e incluso los más aparentemente sosos o prescindibles (ejem…Jacob…ejem) están dotados de un trasfondo personal que los hace interesantes y merecedores de invertir nuestro tiempo en conversar con ellos. Es tan profundo el nivel de interacción que tendremos con muchos de estos camaradas que no sólo nos ayudarán en combate; también nos ofrecerán misiones, nos plantearán dilemas morales y podremos entablar relaciones de amistad y románticas que nos generarán un apego especial hacia ellos. La dulce inteligencia de Liara, el carácter osado de Garrus, la brusca camaradería de Wrex, el conflicto familiar de Samara, el drama personal de Kaidan, la llamativa personalidad de Tali, el magnetismo de Miranda, la extravagancia de Mordin… Podría pasarme horas describiendo por qué me conmovieron tanto estos personajes y por qué su evolución psicológica a lo largo de las distintas entregas debería estudiarse en las escuelas de guion, pero prefiero dejar que seáis vosotros los que disfrutéis de ellas. Y todavía me dejo a los que en teoría están asociados a la categoría de NPCs (Personajes No Jugables) aliados y enemigos, como Saren, El Hombre Ilusorio, el embajador Udina o el capitán Anderson; todos ellos cruciales en el progreso de la trama y, que también se verán afectados por nuestros actos y nuestras decisiones a lo largo de los juegos.

3. Está repleto de guiños, referencias y homenajes a la literatura, el cine y la televisión

Mass Effect 3 Citadel - What's not to love from modernistic worlds, to a green environment | Ciudad futurista, Futurista, Edificios futuristas

FUENTE: https://www.pinterest.es/

Mass Effect no esconde sus influencias, y en casi cada elemento que integra su universo encontramos alguna idea o personaje que podemos asociar a algunas de las obras más fundacionales de la historia de la ciencia ficción; desde los portales de Star Trek o Stargate, la grandiosa Ciudadela que tanto nos recuerda a Babylon 5, los experimentos biológicos y sintéticos al más puro estilo Matrix o Gattaca, la aventurera exploración del espacio más próxima a Star Wars, la xenoarqueología, las guerras interplanetarias, la superación del dinero físico y de Internet, el horror cósmico de Alien, la colonización de otros mundos… Particularmente, dentro de mi limitado conocimiento, siempre he contemplado a Mass Effect como un híbrido entre varios referentes esenciales para cualquier aficionado a la ciencia ficción: la densidad política de la serie Babylon 5, la reflexión filosófica de Star Trek sobre nuestro lugar en el universo como especie, la predicción de los avances científicos y tecnológicos de Isaac Asimov, la imaginación de Arthur. C. Clarke y la épica militar de Star Wars o Stargate. Habrá conceptos y nombres que aludan directamente a estos títulos, otras veces hallaréis detalles que los insinúan, y en otros simplemente hay una reinterpretación de todas estas perspectivas y algunas obras menos conocidas por el gran público pero igualmente valiosas. Lo que Bioware logró es admitir su naturaleza de cóctel de ideas, y consolidar una base cultural de partida para después fusionarla con sus propias aportaciones hasta el punto de construir un todo compacto, único e inigualable. En Mass Effect casi todo te recuerda a algo, y sin embargo te sigue sorprendiendo como si fuera completamente nuevo. Y ahí reside parte de su magia.

4. El misterio que envuelve a su trama es cautivador…

Revisión de Mass Effect Legendary Edition: ¿la mejor serie de j

FUENTE: https://www.pocket-lint.com/

Cuando comienza la historia de Mass Effect, estás tan abrumado por tanta nueva información, tantas entrada para tu Códex y tantos diálogos trascendentales y complejos que apenas tienes tiempo de reposar y de preocuparte por su historia central. Conforme interiorizas el lore de su universo y te empapas de su historia y de su cultura, empiezas a comprender la magnitud del relato al que te estás enfrentando y ansías descifrar todos los enigmas que se ocultan tras cada fragmento conversación, cada objeto de tu inventario y cada giro de guion. Entre los recovecos de su argumento, tanto principal como en sus (en su gran mayoría) interesantes misiones secundarias, habitan desde conspiraciones políticas hasta investigaciones detectivescas al más puro estilo de Sherlock Holmes; pasando por preciosas sacudidas emocionales, ajustes de cuentas entre delincuentes y proyectos de investigación científica o de índole económica que esconderán mucho más de lo que asemejan desde fuera. Pocos videojuegos pueden presumir de articular un relato con un ritmo tan bien medido, unos sucesos tan poco previsibles y unas revelaciones tan demoledoras. El guion orquestado por el célebre Drew Karpyshyn (el cual, por cierto, también formó parte de varios proyectos en Star Wars) y sus acólitos es ya leyenda viva de los videojuegos, y por méritos propios.

5. …y la épica que acompaña a su desenlace resulta impresionante

Mass Effect 3 Perfect Space Battle Full HD (Over 5000 War Assets) German in 3D - YouTube

FUENTE: https://www.youtube.com/

Si bien la saga Mass Effect siempre ha venido acompañada de secuencias de batalla y de coregrafías de acción frenéticas y espectaculares, casi todo Mass Effect 3 en su conjunto está repleto de momentos grandiosos que se quedan inscritos en tu retina como jugador y se exprimen el corazón y el cerebro con fuerza. Desde su asfixiante inicio en la Tierra hasta su controvertida y catártica contienda final, el arco dramático planteado en su primera parte y transitoriamente abandonado en su segunda parte termina estallando en una última iteración de la saga cuyo tono es más oscuro, más emotivo y más orientado a la acción (en un ejercicio de coherencia ludonarrativa muy apropiado). Mass Effect puede ser prejuzgado por muchos como una trilogía donde abundan en exceso los diálogos interminables o los paseos (bien a pie o bien sobre ruedas), pero este dogma se derriba en cuanto os enfundáis la armadura de Shepard y os enfrentáis a su tercera parte. Una conclusión que, sin entrar en valoraciones de sus últimos minutos de juego, eleva las cotas de tensión y magnificencia operística a niveles estratosféricos dentro de la industria del videojuego. Pocas, muy pocas obras jamás programadas resultan tan grandiosas como el acto final de Mass Effect.

6. Un videojuego innovador protagonizado por un Shepard único

Mass Effect no sólo fue revolucionario dentro de su contexto de obra de ciencia ficción clásica adaptada a la industria del videojuego. La maravilla de Bioware supo sintetizar muy bien los componentes más relevantes de su fórmula identitaria tan vinculada al RPG tradicional (simplificada para facilitar el acceso a jugadores no tan afines a las mecánicas jugables de los juegos de rol) con elementos extraídos directamente de los FPS más directos (First Person Shooter) y de los juegos de acción táctica. El primer Mass Effect estaba más asociado a su faceta «rolera», mientras que la fórmula se perfeccionó en un Mass Effect 2 jugablemente impecable y viró hacia la acción más dinámica en Mass Effect 3. No se puede decir que no hubiera otras sagas previas que no experimentaran con la fusión de géneros con igual o mayor énfasis, pero en Mass Effect lograron conciliar a los partidarios más fervientes de cada uno de estos géneros y de paso atraer a la causa a muchos otros jugadores que hasta el momento o bien no solían frecuentar este tipo de videojuegos o bien ni siquiera sabían apenas como manejar un joystick.

7.  Su universo es rico y complejo

Elites 10 Year Roadmap!: EliteDangerous

FUENTE: https://www.reddit.com/

Es tan amplio el rango de planetas, lunas, asteroides, estaciones espaciales y paisajes que contemplaremos a lo largo de la saga, y tan enfermizo el nivel de detalle que pusieron los desarrolladores en la construcción de la Vía Láctea de un siglo XXII ficticio (la trama de Shepard comienza en el año 2183 , concretamente) que uno de sus más relevantes y necesarios ingredientes es el famoso Códice. Establecido como una opción completa del menú de opciones, en esta vasta enciclopedia están incluidas centenares de entradas sobre los personajes principales y secundarios de la saga, los antecedentes históricos de la galaxia, descripciones pormenorizadas de tecnologías y avances científicos, explicaciones socioculturales y una completa panoplia de estadísticas físicas, químicas y biológicas sobre los cuerpos celestes que visitamos o de los que leemos. Y todo ello sin tener en cuenta los cuantiosos documentos, mensajes, grabaciones y detalles visuales que presenciaremos a lo largo de nuestra aventura. El ambicioso proyecto de idear un universo de ficción tan compacto y rico como el de Star Wars o El Señor de Los Anillos no terminó en un pretencioso sueño inalcanzable, sino que ha acabado teniendo poco que envidiar a aquellos y con muchos menos años de maduración a sus espaldas. Y lo mejor de todo es que, pese a las abundantes licencias narrativas que se toma para otorgar fluidez al relato, Mass Effect es un videojuego revestido de un notable grado de verosimilitud científica que le ha granjeado la admiración de no pocos científicos, tecnólogos e investigadores de ramas muy diversas del conocimiento humano. Bioware se asesoró convenientemente para que exista una base científica relativamente plausible en casi todo lo que puebla su universo, hasta el punto de que ocasionalmente juguetea con la ciencia ficción más hard sin necesidad de forzarnos a leer ningún manual universitario sobre física cuántica, ingeniería de telecomunicaciones o astrobiología. Los más frikis de estos temas, eso sí, podrán deleitarse voluntariamente con páginas enteras de contenido de este tipo que, como en las mejores novelas de ciencia ficción, aportan una inmersión incomparable en la atmósfera que envuelve a Mass Effect.

8. Se supera entrega tras entrega

Si Mass Effect 1 ya era un excepcional videojuego, con abundantes virtudes narrativas, gráficas, artísticas, sonoras y jugables, Mass Effect 2 pulió los defectos más molestos (fundamentalmente jugables) de su primera entrega sin descuidar el resto de componentes para lograr un título todavía más redondo y cohesionado. Y cuando los aficionados a la saga se temían una reiteración tediosa en la tercera parte se encontraron con un Mass Effect 3 que suponía un desenlace arriesgado, diferente, con un ritmo muy distinto pero preservando la mayoría de las señas de identidad inherentes a la saga. Puede que no haya unanimidad en este sentido por parte de la comunidad de jugadores de esta saga, pero no cabe duda de que sus secuelas implicaron siempre pasos adelante en varios aspectos que contrarrestaban los errores cometidos en ciertos apartados. Además Bioware siempre escuchó a los jugadores, y además de ofrecer contenido extra en forma de DLCs (de pago muchos de ellos, eso sí) se afanaron en diseñar una ampliación del final del juego para complacer a un nutrido sector del público que no había quedado satisfecho con cómo finalizaba la historia de Shepard. No hay espacio para episodios de transición ni para obras menores; los tres juegos de la saga son imprescindibles y supieron mantener la saga en la vanguardia tecnológica y jugable (aunque tal vez sea su segunda entrega la que más se adelantó a su tiempo).

9. Aporta reflexiones políticas, filosóficas, económicas y bioéticas

Mass Effect™ 3: Ciudadela

FUENTE: https://www.ea.com/

La complejidad argumental de todas las tramas y subtramas en Mass Effect propician el hecho de que emerjan conceptos tan difundidos en nuestro día a día o esperables en nuestro futuro no tan lejano como la clonación, los viajes interplanetarios, la ingeniería genética, la economía espacial, la diplomacia supranacional, los implantes cibernéticos, la inteligencia artificial o los límites éticos de la colonización de otros territorios. De hecho, los juegos de esta saga (lo cual supone un soplo de aire fresco) no tienen miedo a abordar temas espinosos como la guerra, los genocidios, el racismo o la desigualdad; algunos de los cuales resuenan en nuestro día a día y despiertan acalorados debates entre círculos más o menos especializados. De hecho una de las decisiones creativas más perspicaces de los desarrolladores de Mass Effect es que casi todos los personajes que podremos incorporar a nuestro pelotón adolecen de algunos de estos prejuicios, o de otros fallos morales. No hay prácticamente Don o Doña Perfectos en esta trilogía, y éso es muy de agradecer en una sociedad tan paternalista y biempensante como en la que vivimos.

10. El poder determinante de sus decisiones

Mass Effect se vendió desde que comenzó su promoción como un videojuego donde se llevaría un escalón más allá el listón del impacto de nuestras decisiones como jugadores en los acontecimientos del juego. Aunque ya en sus anteriores videojuegos Bioware había profundizado en este aspecto con notorio éxito, es en esta saga donde alcanzaron (por ahora) el pináculo de lo que podríamos denominar como el «empoderamiento del jugador». Puede que lo más trascendental y lo que haya adquirido más renombre sea que en un momento determinado del primer Mass Effect podemos decidir con nuestros actos si uno de nuestros personajes vive o muere, pero no todo queda ahí. También pondrá a prueba nuestros preceptos éticos, nos exhortará a adoptar respuestas rápidas e impulsivas en temas cruciales e incluso nos instará a tener que decidir entre las vidas de varios de nuestros compañeros y las de otros personajes. Mass Effect no es el típico videojuego en el que somos meros espectadores pasivos en cuanto a nuestro comportamiento, mientras logremos los objetivos que se nos marquen; en esta saga nuestras acciones importan, pero también cómo y cuándo las tomemos. Puede que para algunos esto conlleve una sensación de estrés o de ralentización del ritmo de juego, mas desde mi perspectiva lo que hace es enriquecer la experiencia audiovisual e incluso redescubrirnos como personas. Pocos videojuegos han inducido en mí tantas reflexiones e instantes de interiorización como Mass Effect.

11. Su deslumbrante apartado artístico

r/masseffect - Ever been to a planet called Casbin?

FUENTE: https://www.reddit.com/

Resulta complicado describir la a veces exhuberante, a veces solemne, y a veces tétrica belleza de los escenarios de Mass Effect. Si bien en la primera parte resultaban bastante monótonas y clónicas las bases militares o de investigación situadas en los planetas secundarios donde aterrizábamos con nuestra lanzadera, esta inequívoca deficiencia palidecía ante la hermosura de los paisajes y el exhaustivo detallismo de sus edificios, explanadas, cordilleras y estaciones espaciales. En varias ocasiones me sorprendí observando, absorto y fascinado, un atardecer o una aurora boreal en la superficie de algún remoto planeta situado a años luz de cualquier región habitada. Mass Effect (primordialmente su primera parte) es un videojuego donde hay que caminar o conducir mucho, y qué mejor manera de fomentarlo y que no fatigue al espectador que regalándole la vista con unos diseños de personajes y de mapas susceptibles de conmocionar hasta al más acérrimo «tiroteador» que jamás se detiene a examinar nada que no sea un enemigo o un ítem para nuestro inventario. De lo más bonito e imaginativo que se ha hecho en la historia de los videojuegos.

12. La Normandía

Screenshots - Mass Effect Photo (461674) - Fanpop

FUENTE: https://www.fanpop.com/

Otro de los ingredientes esenciales de esta deliciosa ensalada de virtudes es el vehículo más afamado y apreciado por todos los jugadores de la saga (con permiso del adorable Mako): La Normandía. Comenzamos nuestra aventura siendo los segundos al mando de esta nave, y rápidamente ascenderemos a capitanes y surcaremos la galaxia junto a nuestra cuantiosa y carismática tripulación en busca de aventuras. Sin embargo, las funciones que desempeña esta nave no se limitan a servirnos de medio de transporte interplanetario; la Normandía nos servirá de centro neurálgico/base de operaciones, donde podremos desde decorar nuestro propio camarote hasta mejorar nuestras armas y equipamiento, conversar con nuestros compañeros de pelotón, reformar la nave o charlar con nuestros subordinados. Si le pilláis el gusto, casi pasaréis más tiempo merodeando por sus estancias que merodeando por otros planetas. Y ese aprecio hacia un objeto inanimado, que casi adquiere un carisma propio de un ser vivo, sólo se consigue con esfuerzo y talento; atributos de los que Bioware andaba muy bien servido desde que inició el desarrollo del primer Mass Effect.

13. Su equilibrio entre géneros «videojueguiles»

A diferencia de otros videojuegos similares como Fallout, Dishonored, Dragon Age Inquisition o Bioshock, Mass Effect es una combinación perfecta entre lo que Warren Spector (creador de Deus Ex, uno de los mejores videojuegos de la historia) denominó inmersive sims (simuladores inmersivos), un juego de rol tradicional de lápiz y papel y un videojuego de acción TPS (Third Person Shooter) con ligeros componentes tácticos. Los simuladores inmersivos son videojuegos donde se pretende la conexión casi espiritual entre el jugador y el mundo donde se desarrolla el videojuego, hasta el punto de que la ambientación favorezca (por medio de documentos, diálogos, referencias visuales…) que el jugador se sienta habitante de esos escenarios durante el tiempo que dure su partida. En Mass Effect esto se logra plenamente, pero además introduce un estilo de combate mucho más directo e interactivo (especialmente en sus secuelas), importando una estructura muy similar a la de otros juegos bélicos como Call Of Duty o Gears of War, e implantando continuas mejoras que culminaron en un Mass Effect 3 y un ulterior Mass Effect Andrómeda con una fluidez jugable magnífica. Todo ello sin omitir que estamos ante un videojuego RPG occidental canónico, donde imperarán las conversaciones extensas y con múltiples ramificaciones, la distribución de misiones principales, secundarias y terciarias, los mapas abiertos (aunque no estemos hablando en ningún caso de mundos abiertos al estilo The Witcher 3, que pese a todo sigue siendo mi videojuego favorito) y los inventarios repletos de objetos a gestionar. Mass Effect no te conquistará exclusivamente por su jugabilidad, pero cuando te habitúes a ella supondrá una motivación extra para seguir jugando.

14. Su sensacional banda sonora

Jack Wall, Sam Hullick Sascha Dikiciyan y Cris Velasco son los artífices de la banda sonora de esta trilogía; y, por ende, de varias de las composiciones musicales más legendarias y evocativas de la historia del medio. Desde su etéreo y ambiental tema principal del primer videojuego, la canción de la Ciudadela, las composiciones dramáticas de Mass Effect 3, los temas épicos de las secuencias de acción… Casi cada pista de cada banda sonora de cada juego conforman piezas autosuficientes que acompañan perfectamente a nuestras partidas pero que, como toda banda sonora que trasciende su medio, posee un valor intrínseco propio como pieza musical independiente. Combinando toques electrónicos y sintetizadores para los combates, música psicodélica y ambiental para los instantes de exploración plácida, delicadas composiciones a piano para los momentos emotivos y grandilocuentes lemas orquestales y sinfónicos para las secuencias épicas, la banda sonora de toda la saga Mass Effect es un disfrute para prácticamente cualquier oído.

EXTRA FRIKI

14+1 Mordin solus

Mass Effect Trilogy: Mordin Solus Best Moments and Funny Lines - YouTube

FUENTE: https://www.youtube.com/

Este excéntrico salariano mola todo. Es mi personaje favorito de la saga (seguido muy de cerca por Liara porque tiene todo lo que adoro en un compañero de videojuego: es útil en combate, es gracioso, es un gamberro, está bastante loco, es un freak de la vida, posee un trasfondo personal atractivo (su conexión con uno de los temás más relevantes del universo de Mass Effect es más que interesante) y tiene una bondad oculta apreciable pero que suele estar enturbiada por sus ideas locas y su total y absoluta falta de ética profesional. Como para no amarlo 😍.

¿Os gusta Mass Effect? ¿Ya los habéis jugado? ¿Tenéis interés en hacerlo? ¿Pensáis haceros con su Legendary Edition? Me encantaría que me dejarais vuestros comentarios y opiniones, y muchas gracias por leerme. Y recordad. Cada acción provoca ondas por toda la galaxia…😏🤓.

 

Descubre el tráiler oficial de la CUARTA TEMPORADA de Élite

Previous article

Crítica de “Love, Death & Robots Vol. 2”: una auténtica joya

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up