CineCriticas

Crítica de «Kimetsu no yaiba: Tren Infinito»

1

Kimetsu no yaiba: El tren del infinito

Próxima parada: La estación de la emoción

Bienvenidos una semana más a la sección de cine más otaku, friki y sexy de toda la red. Esta semana os traigo completamente diferente a lo habitual, y que casi constituye más una recomendación personal que una crítica al uso. Pero creedme que merece la pena, y os sorprenderá tanto o más de lo que me sorprendió a mí. ¿Os subís conmigo a este tren?

italki - VER.Online Kimetsu no Yaiba Movie: Mugen Ressha-hen Pelicula completa Repelis.HD espanol 2021 VER.

Yo si me respondéis que no os subís. FUENTE: https://www.italki.com/

Para empezar…¿que es ésto de Kimetsu no Yaiba? Pues para empezar no es una película individual, sino que constituye la secuela de una serie anime perteneciente al género shōnen (quedaos con esto que es importante) estrenada en el año 2019 y que ha adquirido una enorme popularidad en Japón casi desde sus inicios; hasta tal punto de convertir al material original (el cómic manga en el que se basa) y a la propia película en un fenómeno de masas sin precedentes. Fueron tantas y tan elevadas las expectativas depositadas en esta serie y la satisfacción que sintieron los expectadores nipones hacia esta serie (cuya primera y única temporada todavía no ha querido traernos Netflix a España, aunque siempre hay maneras alternativas de encontrarla 😉) que sus creadores decidieron ejecutar un arriesgado movimiento: el siguiente arco argumental no se adaptaría al formato televisivo, sino que iría directamente dirigido a las pantallas de cine. Y contra viento y marea, contra pandemias y restricciones, Kimetsu no yaiba: El tren del infinito logró convertirse en la película más taquillera de la historia de Japón, por delante de Frozen y El Viaje de Chihiro. Nada más y nada menos que más de 290 millones de dólares de recaudación se llevó tras su paso por las salas de cine japonesas. Y ahora viene la explicación de por qué os propuse que recordarais que esta serie se adscribe al género shōnen. ¿Qué tiene de especial Kimetsu no Yaiba (o Demon Slayer, como se le llama en Occidente) para atraer tanto a los espectadores? Para empezar, que algunas de las series de animación japonesas más renombradas suelen pertenecer a dicho género (Naruto, Bleach, Dragon Ball), por asemejarse a lo que en Occidente consideramos como un blockbuster juvenil: personajes protagonistas adolescentes o jóvenes, tramas sencillas que alternan momentos épicos con secuencias dramáticas y mucha comedia, predominio de combates intensos y extensos donde los superpoderes y/o la magia suelen hallarse presentes…No obstante, los shōnen también tienen sus estereotipos propios y prácticamente inherentes a esta categoría animada: protagonistas atontados o muy inmaduros, chicas de senos desbordantes pululando alrededor del protagonista, el típico amor platónico del protagonista que le corresponde a base de palos, el amigo íntimo y fiel, el mentor/el amigo pervertido, los villanos malos malísimos y poderosos, los antagonistas graciosos de chichinabo… Si analizáis detenidamente la mayoría de los grandes exponentes de este género, apreciaréis que muchos de estos tópicos, junto a otros que no he mencionado pero que podréis detectar por vosotros mismos aparecen de manera o de otra en casi todos los shōnen ilustres. Nostalgias aparte, conforme algunos espectadores aficionados a ellos crecen y se familiarizan con otro tipo de obras más innovadoras y menos previsibles, dejan de interesarse por los nuevos productos que siguen ofreciendo lo mismo con pequeñas modificaciones. Esporádicamente, sin embargo, surgen las sorpresas que se apartan de la norma general. Shingeki No Kyojin, Full Metal Alchemist Brotherhood, HunterxHunter y Mirai Nikki son ejemplos de ello, y podemos añadir a Kimetsu no yaiba a esta lista pese a las peculiaridades que comentaremos.

Impresionante review de "Kimetsu no Yaiba: Infinity Train" | La Verdad Noticias

La química innegable entre los personajes de Kimetsu no Yaiba es una de sus principales bazas, pero la franquicia se preocupa porque no nos baste con su carisma para tenerles cariño. También nos obsequia con unos trasfondos interesantes, dramáticos y más maduros de lo que resulta habitual en este tipo de series. FUENTE: https://laverdadnoticias.com/

Pulir en vez de renovar

Kimetsu no Yaiba no es un título que reinvente el género ni lo lleve a nuevos límites, pero tampoco se ajusta a los estándares comunes del mismo. Tanto en la serie de televisión como en esta El tren del infinito encontramos secuencias sangrientas, momentos terroríficos, diálogos emocionalmente complejos, una violencia desatada, planteamientos argumentales serios, criaturas grotescas y sucesos crudos que confieren a la obra un carácter especial, pese a estar más cercana a los shōnen que algunas de las otras que he enumerado anteriormente. ¿Significa ésto que Kimetsu no yaiba sea un anime adulto (seinen). Realmente no. Seguimos teniendo momentos de humor tontorrón, personajes arquetípicos (Inosuke como el héroe alocado e imprudente, Zenitsu como el llorón cobarde, Rengoku como el mentor extravagante pero poderoso,… Simplemente, el estudio de animación Ufotable y el creador del cómic Koyoharu Gotouge han sabido dar con la tecla del espectador más veterano, sin dejarse por el camino el interés de los menos exigentes o las nuevas generaciones. Y si todo ello lo aderezamos con una animación escandalosamente buena, una banda sonora magnífica y un sentido del ritmo narrativo más entretenido y menos proclive al «relleno» insulso que otros productos similares, nos encontramos ante una gran franquicia con el potencial necesario para agradar a todo tipo de público (que esté dispuesto a soportar a los horripilantes demonios, por supuesto). Tras hacer caso al clamor popular y disfrutar notablemente de la serie original pese a sus defectos (que los tiene, aunque sean menos de los que esperaba), me dispuse a continuar esta interesante historia de redención, nexos familiares y venganza con un hype que no había percibido por un producto de estas características en muchos años. Y debo reconocer que la experiencia ha sido más que satisfactoria, hasta el punto de verme exhortado a presentaros a todos los que me seguís habitualmente este descubrimiento para que, si os interesa, os adentréis junto a mí en este apasionante mundo de cazadores de demonios, guerras milenarias, malos que no son tan malos y héroes que sufren y fracasan.

Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba” anuncia Rengoku Gaiden Spin-Off

Rengoku es, junto a Tanjuro, el protagonista de esta película. Y pese a su testimonial presencia en la serie original, en El Tren Infinito adquiere una tridimensionalidad y una relevancia que lo convierten en uno de los más llamativos e interesantes de toda la obra en su conjunto. FUENTE: https://www.tonica.la/

Un apartado visual portentoso

Si la semana pasada os traía una película de animación hermosa por su singular y artesanal diseño artístico, Kimetsu no Yaiba opta por llevar al límite las posibilidades de la animación japonesa moderna. La belleza de sus paisajes, el siniestro y elaborado diseño de sus personajes y la espectacularidad en la recreación de las escenas de lucha deslumbran por su calidad. Pocas veces encontraréis dos villanos iguales, dos personajes relevantes indistinguibles o contiendas exentas de emoción. Kimetsu no yaiba: El tren del infinito estira todavía más el ya de por sí superlativo rendimiento de su músculo visual para atreverse a introducir una mayor nitidez de imagen y ciertos recursos extraídos de la tecnología 3D. El contraste entre el aspecto visual de la serie de anime (que enlaza de una manera directa con esta película) y la propia película es notable, y no desentona en absoluto con algunas de las mejores películas ofrecidas por estudios mucho más potentes (salvo en instantes puntuales, donde sí se le ven ligeramente las costuras). Las batallas han ganado todavía más en sentido de la épica y grandiosidad, hasta el punto llegar a superar por momentos al mítico episodio 19 de la serie original (el cual marcó un hito dentro del género); la angosta construcción del tren presenta una riqueza visual fascinante, y algunas de sus escenas (especialmente las que implican algún tipo de fenómeno natural o mágico) son dignas de enmarcar. Haruo Sotozaki y compañía hacen un gran trabajo, tanto narrativa como artísticamente. Los recursos que emplean los aplican con destreza, y se permiten algunas filigranas que suponen un completo éxito. Y las peleas son cruentas, salvajes y con un puntito gore que le sienta de maravilla. Por si fuera poco con todo lo previo, la película prolonga dos de las virtudes más destacables de Kimetsu no Yaiba: su preciosa banda sonora (con algunas de las mejores melodías que nos ha dado la animación moderna en los últimos años) y su acertado sentido del ritmo. Yuki Kajiura, Go Shiina componen temas que fluctúan entre lo épico y lo intimista para contribuir a una maravillosa inmersión en los sucesos del film; de manera que es capaz de reforzar el mensaje que proyecta la imagen de una manera cautivadora. ¿Y por qué ensalzo su sentido del ritmo? Pues os lo diré con claridad: Kimetsu no yaiba: El tren del infinito dura 117 minutos (por encima de la media habitual en este género), y pese a ello se pasa en un suspiro. Recuerdo estar pensando al inicio de la película que la limitación lógica derivada de centrar la mayor parte de la acción a nivel argumental en un espacio tan limitado como es un tren (y ya os puedo garantizar que lo de infinito no debéis tomároslo al pie de la letra) podía llegar a lastrar el dinamismo que hace sobresalir a Kimetsu No Yaiba respecto de otras series competidoras, pero no señores: Ufotable lo ha vuelto a lograr. De hecho, ha arrastrado alguno de los pequeños defectos del material original y de la serie de animación (una excesiva condensación de los hechos), con el propósito de que no desconectemos del film en ningún momento. Y vaya si lo consigue. Consigue captar tu atención desde el principio, y no te deja respirar hasta que te suelta ligeramente. Y cuando crees que ya ha terminado lo esencial y que lo que resta no va a ser más que mero trámite tedioso, te suelta uno de los mejores momentos de toda la película para dejar el interés y las ganas de continuar la historia por todo lo alto. Y a todo esto, sin que hayas notado que los muy golfos te han robados casi dos horas de tu vida que para ti han sido como veinte minutos. Este estudio sabe jugar mejor con la relatividad del tiempo que Einstein, y ya es mucho decir 🤓.

Crítica de Guardianes de la Noche: Tren Infinito, la película de Kimetsu no Yaiba que ha arrasado en Japón - HobbyConsolas Entretenimiento

Tanjiro, protagonista absoluto de la franquicia, cede protagonismo para convertirse en un secundario de lujo con un potencial dramático enorme. No es el típico «pringao» insoportable, sino que la madurez y el dramatismo le acompañan y le hacen llorar y lamentarse en más de una ocasión. Sin embargo no pasa de puntillas su personaje por esta película, sino que evoluciona y supera traumas del pasado como en cualquier otro film. Sin necesidad de tener que apelar a su transformación en la serie para que contemplemos a Tanjiro con otros ojos, ni él ni el resto de personajes serán los mismos al concluir este film Y esto es lo que la hace particularmente valiosa entre tanto spin-off intrascendente. FUENTE: https://www.hobbyconsolas.com/

Una historia sencilla pero conmovedora

¿Puede un guion sencillo ser tan efectivo como para hacernos estremecer de emoción? ¿Puede una historia previsible llegarnos al corazón y hacernos sentir que estamos contemplando algo arriesgado e impactante? Ya os imaginaréis que la respuesta es un rotundo SÍ. La premisa de Kimetsu no Yaiba es directa: Tankiro, Inosuke y Zenitsu son tres cazadores de demonios relativamente novatos que se unen al Pilar (el estrato más poderoso de cazadores) en un accidentado trayecto en tren para investigar las desapariciones de varios de sus pasajeros. Lo mejor de este relato, y con diferencia, es el desarrollo de esta trama; tanto el de sus personajes como el modo de suceder los acontecimientos que, es su gran mayoría, cualquier espectador avispado sabrá anticipar casi desde el principio del film. Ufotable tiene muy claro lo que nos quiere narrar (entre cosas porque la película es muy fiel a la fuente literaria original), pero se toma su tiempo para presentar a los nuevos personajes y el contexto en la que se hallan envueltos para que nos importen y empaticemos con todo ello. Que esta película logre hacernos apreciar a un personaje que antes de ella nos era bastante indiferente, es mérito absoluto del buen trabajo de doblaje y de planificación de guion. En cuanto a la trama en sí, no esperéis demasiados giros de guion ni revelaciones impactantes. Con referencias a otras películas como Paprika, Origen o al videojuego Resident Evil Zero, y con un espléndido dominio del humor y de la acción, el film nos sumerge en la tortuosa travesía de Tanjiro, sus colegas y el Pilar de Fuego hasta llegar a un clímax final apoteósico y (aquí sí) inesperado. Tal vez el desarrollo de los acontecimientos se vuelve precipitado antes de ese combate y algunas decisiones de guion son forzadamente convenientes, pero debemos recordar el tipo de película que estamos viendo. Como producto shōnen, poco más se le puede reprochar en este sentido. Bueno, si me faltó una cosa: el trasfondo de los villanos. Una de las cualidades que más me sorprendieron de la serie de Kimetsu no Yaiba eran los matices emocionales que introducía a sus villanos, describiendo su pasado y en cierta medida encontrando el origen de su comportamiento actual. Ese intento por proporcionar matices dramáticos a los enemigos, en lugar de ser simples seres malvados con crueles pretensiones y sin una profundidad psicológica mínima, en esta película no está presente. De ahí que, en contadas ocasiones como esta, considere que han intentado comprimir demasiado la historia original y no han tratado de expandirla desde el punto de vista de los antagonistas. Los enemigos son imponentes y su diseño artístico es soberbio, pero la sensación de ser «cascarones vacíos» no deja de estar presente.

Fecha de estreno de la película de Kimetsu no Yaiba en España - El Palomitrón

¿Qué querrá este inquietante demonio? ¿Darles un discurso a los protagonistas? ¿Matarlos a mordiscos? Esta y más cosas se revelarán en el film, aunque para comprenderlo plenamente puede que necesites tener ciertos conocimientos sobre la serie de animación que se dan por sentados en la película; siendo un problema potencial, al ser susceptible de repeler a determinados sectores del público. FUENTE: https://elpalomitron.com/

En resumen, y sin extenderme más allá (habrá una pequeña zona de SPOILERS para los frikis de Kimetsu no Yaiba), El Tren del Infinito constituye todo un acierto que consolida a este proyecto como uno de los animes más ambiciosos, completos y equilibrados de los últimos años. Esta película te conquistará si eres fan de la serie, y te generará curiosidad por ella si desconocías su existencia o no te habías animado a verla. Pese a estar claramente orientada a aficionados del anime, la abrumadora calidad técnica de la que goza el producto, su cuidada ambientación, el carisma innato de sus personajes y la magnificencia de sus combates pueden satisfacer a un público más amplio. Pese a ser más arriesgada en el ámbito comercial que en el estrictamente cinematográfico, Kimetsu No Yaiba: El Tren Infinito es una excelente continuación de la serie original, así como una historia muy bien desarrollada que nos deja con unas ganas locas de visualizar su próxima temporada. Selecta Visión ha tenido a bien distribuirla en muchas salas españolas, así que si tenéis la oportunidad os recomiendo encarecidamente que vayáis a disfrutarla en la pantalla más grande que encontréis. Reirás, sufrirás, te asombrarás e incluso llorarás mientras dure el trayecto de este tren hacia un futuro incierto y, esperemos, todavía más satisfactorio.

 VALORACIÓN: 8,5

  Y ahora tened cuidado, chicos, que vamos a entrar de lleno en territorio SPOILERS a cuchillo y sin piedad ninguna.

¡¡¡¡¡SPOILER ALERT!!!!!! ¡¡¡DANGER!!!

LIKE SI LLORASTE POR EL FINAL INESPERADO Platita auf Twitter: "Like si lloraste con el final inesperado.😔☹️  #AtentamenteXimena… " La muerte de Rengoku es probablemente la secuencia más demoledora a nivel emocional de toda la película. Durante la película la intuyes por la relevancia argumental y la personalidad encantadora que adquiere el personaje, pero aún así debo confesar que no esperaba que la película fuera a atreverse a eliminar de la ecuación al que ya es uno de los mejores personajes de la serie con mucha diferencia. Este asesinato, vilmente perpetrado por el poderoso demonio Luna Creciente a causa de la salida del sol, es una inteligente maniobra que deja a Tanjiro, sus amigos, a los Pilares y al propio espectador sumido en un trance que ya sitúo a la altura del sobrecogedor desenlace de Avengers Infinity War. Las implicaciones de esta muerte apenas se dejan entrever en el propio film, pero sin querer spoilearme a mí mismo leyendo el manga antes de tiempo considero que va a repercutir en el equilibrio de fuerzas entre demonios y cazadores, el crecimiento personal de Tanjiro y la estructura jerárquica de los Pilares. Admito que una de mis «decepciones» con Kimetsu no Yaiba: El Tren Infinito es que la trama de descubrimiento de los poderes de Tanjiro prácticamente no avanza. Se justifica parcialmente en que Rengoku acapara la atención de los focos y el joven protagonista del film pasa a un segundo plano, pero aún así no puedo evitar pensar que podría haberse explotado más la interacción entre el Pilar de Fuego y Tanjiro para enriquecer el trasfondo del universo de Kimetsu no Yaiba y de paso impacientarnos todavía más a la espera de su continuación. La mención final acerca de las escrituras antiguas que poseía el padre de Rengoku (muy bien hilvanada la historia de su pasado, por cierto) y la contundente revelación final acerca del estado de salud del Líder de los cazadores no resulta suficiente para justificar la práctica ausencia de explicaciones que nos desconcierten o aporten más interés a este aspecto del guion que no termina siendo nada más que una simple excusa para justificar el entusiasmo de Tanjiro por conocer al Pilar de Fuego. Veremos en qué desemboca esta línea argumental en la siguiente temporada de Kimetsu no Yaiba. Un saludo a todos, que paséis una gran semana, y os deseo como siempre mucha salud, mucho cine y muchas series (si os queda algún hueco).

Primer teaser tráiler de «22 vs earth», la precuela en forma de corto de «Soul»

Previous article

Crítica de ‘Ammonite’: amor y visibilidad

Next article

1 Comment

  1. […] (pese a haber sido recientemente superada por Kimetsu no Yaiba, cuya crítica tenéis también por aquí), ni se convierte en una de las más valoradas por la crítica especializada y los espectadores de […]

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up