0

El Inocente ya disponible en Netflix.

Dios sabe que no soy para nada fan de Mario Casas, pero siendo sinceros, creo que sus últimos trabajos han estado muy bien. Por eso, cuando Oriol Paulo quiso contar con él para su nuevo trabajo, después de llevarse el Goya, me surgió mucho interés. Ya que creo que en Contratiempo (Oriol Paulo, 2016) Mario Casas nos ha brindado una de sus mejores interpretaciones.

Ahora bien, por su parte, Paulo creo que es de esos directores que sabe muy bien como dar ese giro a la trama que llegue a explotarte la cabeza. Cosa que ha ido repitiendo en casi todos sus trabajos. Y no es para nada un mal director, al revés, sabe muy bien gestionar los personajes con el reparto. Pero la cosa de los giros de guion es uno de los principales problemas de esta serie.

Un Thriller entretenido que no aporta nada nuevo.

En esta miniserie de 8 episodios, veremos como una noche, hace 9 años, Mateo intercedió inocentemente en una pelea y terminó convirtiéndose en un homicida. Ahora es un ex-convicto que no da nada por sentado. Su mujer, Olivia, está embarazada, y los dos están a punto de conseguir la casa de sus sueños. Pero una llamada impactante e inexplicable desde el móvil de Olivia vuelve a destrozar la vida de Mateo por segunda vez.

Empecemos con lo bueno. El Inocente es ese thriller que está bien escrito y estructurado y que presenta personajes interesantes, con la carisma suficiente como para mantener a millones de espectadores pegados a la pantalla. Y eso es prácticamente es lo que va a convertirla en un éxito ya que son episodios que se devoran sin darte cuenta. Es una de esas series para hacer maratón y antes de que te enteres, ya la has visto entera.

Algo que sumado a que tiene un buen reparto y presenta una incógnita interesante (Fácil de resolver, pero interesante) nos lleva quizás a la resolución de que es un producto notable. Y no lo discuto pero más allá de esto, es un thriller banal que ya hemos visto en multitud de ocasiones. Contado de otra manera (Quizás más atractiva), pero la misma historia al fin y al cabo. Y eso es algo que he sentido desde el episodio 1.

Tanto giro de guion llega a ser predecible.

Ahora vayamos quizás a lo que para mí ha sido uno de sus mayores problemas. En lo personal, el cine de Oriol Paulo es algo que he seguido casi desde el principio aunque con El Cuerpo (Oriol Paulo, 2012) creo que se internacionalizó. En su carrera, siempre ha sido aquel que sabía convertir los giros de guion en algo totalmente loco o al menos diferente a lo que estábamos acostumbrados. Y volvió a repetir su fórmula en la mencionada anteriormente Contratiempo, también protagonizada por Mario Casas.

Al repetirlo dos veces, si vas a ver un producto nuevo quizás acabas oliendo un poco lo que puede pasar y esta situación es algo que he vivido desde el final del primer episodio. La trama está muy bien hilada y todos los personajes juegan muy bien sus cartas. Realmente te mete dentro de la historia como ninguna que yo recuerde recientemente. Pero los giros de guion no son para nada la locura que no te esperas. Son movimientos totalmente lógicos.

Esperas como espectador que ocurra eso y aunque te alegras al saber que tenías razón, en el fondo acaba pareciendo algo predecible. Cosa que en este tipo de productos pues lo cierto es que es algo malo. Un buen thriller tiene que mantenerte en vilo todo el metraje, darte preguntas que haga comerte las uñas porque no sabes las respuestas. En mi caso, El Inocente no ha conseguido eso, asi que lo considero un fracaso en el género en el que se encuentra. Es una serie muy entretenida, con unos personajes muy bien escritos pero que no llega a destacar, convirtiéndose en algo predecible.

 

5 cortometrajes de animación emotivos que no te puedes perder

Previous article

Primer tráiler oficial de VENOM: HABRÁ MATANZA

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up