NUEVA TEMPORADA

El 30 de Agosto descubre la nueva temporada de Lockout Media

FOLLOW US ON SOCIAL

Publicado el

04
julio
2021

CRÍTICA: Jóvenes Altezas

No es ningún secreto que Netflix no suele tener una gran calidad narrativa en sus series adolescentes. Productos como Élite son el reflejo de esto. Pero esta serie es una completa excepción. 

Esta crítica contiene spoilers

La serie nos cuenta la historia de amor de un príncipe (Wilhem) y un chico de un pueblo perdido de Suecia (Simon), todo esto ocurriendo en un internado para ricos en el que Simon que entró becado, y es por ello que es discriminado por los internos, viendo de forma directa una lucha de clases interna dentro del propio internado.

Cuando empecé esta serie, pensaba que me iba a encontrar un Elite 2.0, una serie en la que la trama se centre en ver a adolescentes extrañamente adultos, que tienen sexo cada 3 minutos y con una interpretación bastante mala por parte de todo el elenco. Y sinceramente ha sido todo lo contrario, ya que Jóvenes Altezas, se centra en sí en… 

  1. La psicología y el desarrollo de sus personajes, que nos hace empatizar mucho con ellos.
  2. La historia de amor de estos dos jóvenes.
  3. Conocer el funcionamiento de la realeza y el internado (Clases sociales, etc…)

Y pese a que la serie esté calificada como de sexo, esta etiqueta me resulta bastante incorrecta, sobre todo teniendo en cuenta que no hay prácticamente escenas de sexo en la serie, salvo algunas que podría contar con los dedos de una mano. 

Pero hablemos de Wilhem, el príncipe, básicamente el protagonista de toda la serie. Solo hace falta ver 5 minutos de la serie para darte cuenta de todo por lo que este chico está pasando por ser parte de la realeza, dejando claro el hecho de que no le gusta tener sus títulos reales, el cual es el punto central de la psicología de este personaje. Este personaje es todo lo contrario a lo que significa ser parte de la realeza, tanto en su manera de ser, su manera de vestir y de comportarse, él solo quiere ser un chico más, no ser el rey de Suecia como tendrá que serlo después de la repentina muerte de su hermano.

En esta serie ocurren muchas cosas de manera bastante rápida entre sí, pero lo bueno es que se dan su tiempo en desarrollarlas, tenemos la trama de la ruina del primo del príncipe, la trama de la hermana de Simon, la propia historia de amor de estos dos chicos y también lo que da cierre a la serie, el video filtrado.

Porque sí, en esta serie el drama no falta, y cuando parece que todo está tranquilo y pueden vivir su relación de manera tranquila, el mismo primo del príncipe filtra un video sexual de ellos dos a las revistas del corazón. 

Creo que si hay algún problema con la serie es precisamente este, que hay muchas tramas abiertas en solo 6 episodios, tal vez si la serie tuviera más espacio esto sería algo mucho menor, pero también digo que esto es por sacarle algo malo realmente, porque en ningún momento te pierdes dentro de las diferentes tramas.

Otro punto a destacar dentro de la serie es la genial interpretación del elenco de esta serie, sobre todo de los dos protagonistas, algo complicado de ver en una serie adolescentes que tienen la mala fama de que la interpretación suele ser bastante mala. 

Por último y no menos importante, creo que es necesario hablar de lo importante que va a ser esta serie para el futuro de los productos juveniles, porque la gente ya está bastante cansada de ver siempre la misma historia repetida hasta la saciedad que tratan este tipo de productos, películas como After o series como Élite, son el resultado de usar la formula fácil del no querer arriesgar a hacer un producto diferente, y sí, claro que en Jóvenes Altezas hay toques de este tipo de películas o series, por que si no, no sería una serie para adolescentes, pero estos puntos no los exageran, no lo explotan y no los frivolizan.

Esta serie es el resultado sin duda de querer hacer las cosas bien, donde las cosas que ocurren son creíbles, pese a estar tratado desde el punto de la realeza, donde también no existen unos estereotipos específicos y ultra-exagerados para los personajes, y donde te crees que son adolescentes, que están pasando por una época complicada, y no lo que ha sido el ‘grupo’ de Élite, y otras series del estilo. Y no solo en esta serie ocurre esto, We are who we are o la maravillosa Euphoria, son otros ejemplos de que no por ser productos juveniles, tienen que ser tan extremadamente malos.

En conclusión, Jóvenes Altezas se aleja de todos los estereotipos, y series de adolescentes, salvo Skam, que se han hecho, convirtiéndose en lo que Elite ha intentado hacer en 4 temporadas, siendo en mi opinión, la mejor serie juvenil desde Skam.

8.4/10

UsuarioComentario

Valiosas ideas de los Usuarios
0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *