CriticasTodas las noticias

Crítica: Sound of Metal

A primera vista, Sound of Metal puede dar la sensación de ser una película de bajo coste por el pequeño reparto que lo compone y la insuficiente variedad de escenarios; sin embargo el reto radica verdaderamente aquí: con dos personajes principales y apenas un reparto de entre 5 y 10 actores y actrices en total, Sound of Metal resulta ser una película íntima y muy bella.

Protagonizada por Riz Ahmed, quien encarna el papel de Ruben Stone, y la actriz Olivia Cooke, que se pone en la piel de Lou; bien podría compararse a esta pareja de músicos con los Sid y Nancy del siglo XXI, sólo que con más amor sano y menos drogas. Consecuentemente con dicha comparación, resulta necesario aclarar que el tono de la película no tiene absolutamente nada que ver con los Sid y Nancy de Alex Cox (1986). Pero vamos entrando en materia…

¿QUÉ VAMOS A VER?

Si estáis buscando una historia de amor, deberéis tocar en otra puerta, ya que esta no sería la elección más correcta. Sound of Metal cuenta la historia de Ruben, el batería de un grupo de metal duro que compone con su pareja, Lou (Olivia Cooke). La acción se desarrolla rápidamente en el arranque del filme y se pone de manifiesto en los primeros diez minutos: Ruben está perdiendo la audición rápida y duramente. Sound of Metal resulta una bella historia de superación personal por la que tendrá que pasar el protagonista para ser capaz de seguir adelante. Ruben se niega a perder la audición y trata de buscar ayuda para someterse a una operación para recuperar su oído y no perder la principal fuente de ingresos de la pareja: su gira musical, que además, también es su vida.

A pesar de no ser un grupo realmente famoso y con caché, ambos tocan su música en varios locales estadounidenses; por lo que son conscientes de sus limitaciones económicas y ahora; físicas.

Como comentábamos anteriormente, Sound of Metal no es una historia de amor, pero es necesario aclarar que no sólo es una historia de amor, sino también de superación personal; que no sería posible sin la ayuda de la única persona que le queda a Ruben Stone en el mundo: Lou.

EL RITMO INTERNO 

Sound of Metal resulta ser una película intimista que no busca la megalomanía ni la pretenciosidad del sector cinematográfico hollywoodiense, más bien todo lo contrario. El protagonista se mueve, más bien, en un entorno tranquilo que contrasta con la brutalidad musical de sus conciertos, que comenzarán a cesar una vez Ruben se dé cuenta de que no puede continuar con la música: su corazón se romperá por partida doble.

El ritmo interno del largometraje no es precisamente incesante, de hecho, en varias ocasiones el ritmo decae y el tiempo fílmico se dilata de sobremanera. Por ello, es probable que existan momentos de caída en picado de la atención del espectador, ya que aunque la experiencia traumática interna del protagonista, que piensa a mil por hora; se contrapone a la quietud en escena de todo lo que ocurre a su alrededor.

Puede confundirse con una película musical a primera vista debido a que, al ser un largometraje cuya puesta en escena nace a raíz de la música puede llegar a dar esta sensación; nada más lejos de la realidad. Sound of Metal tiene un lánguido ritmo interno a nivel de relato narrativo que nada tiene que ver con el ritmo musical. Se trata de una película dramática cuyo peso recae sobre los hombros de las decisiones del protagonista; que deberá luchar por lo que quiere, pero tratando de aceptarse a sí mismo con sus expectativas y limitaciones.

El EQUIPO TÉCNICO Y artístico

Como hemos expuesto previamente, Riz Ahmed y Olivia Cooke engloban un reparto ínfimo que permite al espectador centrarse en la trama central y consiguen que nos importe realmente lo que le ocurre a Ruben, lo que sucede con Lou… Y la búsqueda de la felicidad de ambos.

Paul Raci (Joe), Lauren Ridloff (Diane), Hillary Baack (Hannah), Mathieu Amalric (Richard) y Rena Maliszweski (como audióloga) completan la pequeña familia de Sound of Metal; existen diversos personajes secundarios pero inciden relativamente poco en la trama principal, centrada exclusivamente en Ruben.

El protagonista que encarna Riz Ahmed no es precisamente un personaje hablador, sin embargo, algo ‘chirría‘ al espectador cuando oímos de su propia voz las experiencias vívidas anteriores que nos permiten entenderle. La voz de Ruben (Riz Ahmed) parece ser intrínsecamente anidada con la de los guionistas de la historia (Darius y Abraham Marder), por lo que, como espectadores; no nos parece estar escuchando a Ruben, sino a lo que quieren contar dichos guionistas del filme. Este hecho no permite una identificación completa con Ruben, ya que debemos creer lo que él nos cuenta sin tener pruebas de si es verídico o no, al no poder corroborarlo anterior ni posteriormente a la presentación del protagonista.

Darius Marder es el director de esta obra de arte del cine, y curiosamente, sólo cuenta con otras dos obras cinematográficas en su carrera, editor de un documental titulado Loop (2008) y escritor de Cruce de caminos (2012), con Ryan Gosling.

Los premios… ¿Merecidos?

Sound of Metal cuenta con una larga trayectoria de galardones otorgados a categorías importantes como mejor sonido o edición, pero nos hace plantearnos si realmente hemos visto la misma película que los críticos han valorado tan favorablemente.

De forma inevitable, Riz Ahmed se hizo con los premios de mejor actor por parte de Utah Film Critics Association, Toronto Film Critics, Sunset Film Critics, Seattle Film Critics Society, Satellite Awards, San Diego Critics, Oklahoma Critics Society, North Dakota Film Society, New York Critics y varios galardones más.

No obstante, la película deja bastante que desear en cuanto a los premios otorgados por el propio largometraje, ya que; como hemos comentado, en la gala de los Oscars fue galardonada con los premios de mejor edición y mejor sonido. ¿No creéis que algo falla? No se pone en duda la calidad de las interpretaciones, pero lo peligroso es que sí se pone en duda dicha calidad en lo referente a la pieza cinematográfica.

Nota: 6/10

A continuación os mostramos el tráiler original y podréis ver Sound of Metal en la plataforma Amazon Prime Vídeo, por si os surge la curiosidad de crear vuestra propia opinión acerca de esta obra de Darius Marder; generalmente sobrevalorada.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba