FOLLOW US ON SOCIAL

Publicado el

22
julio
2021

Reseña: Amigo imaginario

Stephen Chbosky es el autor de Amigo imaginario, una novela intrigante y sobrenatural que cuenta con el máximo apoyo de la crítica literaria. Chbosky, además de novelista, también ha dirigido varias películas como Wonder (2017) o Las ventajas de ser un marginado (2012) de la que anteriormente escribió la novela.

Como guionista ha participado en proyectos como La bella y la bestia (2017), Rent (2002) o la serie televisiva Jericho (2006 – 2008); por lo que Chbosky tiene una clara dirección creativa y literaria que ha demostrado a lo largo de su carrera.

Amigo imaginario es su última novela, publicada en 2019; cuyo protagonista es Christopher, un niño de 7 años disléxico y con dudosas capacidades matemáticas que huye junto a su madre Kate de un padrastro violento. Madre e hijo se mudarán a la pequeña localidad de Mill Grove para comenzar de nuevo lejos de los abusos y la muerte: sólo quieren empezar de nuevo, pero los acontecimientos no sucederán tal y como ellos esperan… para nadie.

el argumento de amigo imaginario

En un comienzo, la novela presenta al personaje de David Olson, que aparentemente se encuentra en un grave peligro y no debe ‘salir de la calle’ porque alguien o algo le acecha

Tras una brecha espacio-temporal, se presentan los personajes principales: Christopher (7 años) y Kate Reese, su madre; quienes se mudan a Mill Grove para empezar de cero. Kate es una gran madre y su hijo es lo más importante de su vida, sin embargo; siempre ha tenido problemas en sus trabajos y su vida sentimental. Kate lucha por sacar adelante a su hijo a pesar de tener serios problemas económicos.

Christopher desaparece durante seis días enteros y lo único que recuerda es haber ido al bosque de la localidad. Mary Katherine, una joven extremadamente católica, da con él en mitad de la carretera.

El Sheriff trata de averiguar qué le ha ocurrido al joven Christopher y cómo es posible que se encuentre en perfecto estado tras seis días perdido en el bosque. No obstante, parece ser que alguien lo ha ayudado, Christopher lo llama… El hombre amable.

¿Quién es este ‘hombre amable‘?, ¿tendrá que ver con el suicidio de su padre?, ¿es alguien que los Reese conocen? Tendrás que llegar hasta el final del asunto hasta la página 816 de Amigo imaginario

Imagen vía https://www.laprensagrafica.com/
la forma de escritura de chbosky

Sin duda, existe un fuerte paralelismo entre el autor de Amigo imaginario y Stephen King, el rey del terror novelístico. En el caso de la novela de Chbosky, también existen extensas y necesarias descripciones del medio en el que se desarrolla la acción de los protagonistas. No obstante, a pesar de contar con dichas descripciones, el lector es capaz de seguirlas gracias a un lenguaje eminentemente culto pero entendible en todos los aspectos.

Las descripciones que se dan en Amigo imaginario no dejan nada que desear, ya que; aunque si bien existen lectores cuya mayor motivación para leer una novela sean los diálogos, las descripciones sirven para potenciar en mayor medida las conversaciones entre los personajes e incrementar la tensión y comprensión de cada una de las ‘escenas’.

Como comentábamos, Amigo imaginario no es una novela que se caracterice por largos diálogos entre los personajes, aparecen en el momento justo cuando la tensión descriptiva llega a su punto álgido; lo que permite al lector respirar durante un segundo para calmar la tensión que provoca el medio en el que se mueven los personajes.

los temas tratados en la novela

Amigo imaginario es recomendable para lectores y lectoras mayores de 16 años debido a ciertos contenidos delicados que tratan temas como el abuso sexual, la violencia, el miedo, la soledad, la incapacidad del ser humano ante determinadas circunstancias, la educación…

Chbosky ha demostrado con maestría en esta novela de 816 páginas que las tramas lo valen en cada una de ellas, de hecho, consigue que los personajes nos importen desde el minuto 1 de lectura.

Cada uno de los personajes de Amigo imaginario lleva por bandera un objetivo claro dentro del relato, por ello y por contar con personajes de todas las edades y profesiones; Chbosky es capaz de ahondar en todos los temas citados explorándolos de la mano de cada uno de los personajes: principales o secundarios.

los personajes de amigo imaginario

Uno de los puntos fuertes de la novela de Chbosky es la creación de personajes de manera metódica y concienzuda; caracterizando a cada uno de ellos profundamente, independientemente de si su papel es principal o más bien secundario, como explicábamos previamente.

El indiscutible protagonista de Amigo imaginario es Christopher Reese, un niño de 7 años cuya madre (Kate) hará cuanto haga falta por preservar su bienestar tanto físico como psicológico. Christopher tiene dislexia y en varias ocasiones apunta que ‘las letras no se están quietas‘, por lo que él mismo sabe que tiene ciertas dificultades de aprendizaje pero no es diagnosticadas como tal. Kate, que conoce bien a su hijo, trata de ayudarle todo lo que puede; pero pronto descubrirá que su ayuda no será necesaria en este sentido…

Kate Reese es una mujer que ha sufrido durante toda la vida el abuso en sus carnes, excepto cuando se enamoró del padre de Christopher; un buen hombre con un trastorno psicótico que terminó por suicidarse en la bañera de la casa familiar. Desde entonces, Kate se ha consagrado como madre coraje a pesar de llevar una larga trayectoria de hombres maltratadores que no cuidaban de ella ni de su hijo; Kate es una mujer fuerte que antepone el bienestar y la seguridad de Christopher por encima de todo.

El hombre amable es -o no- el amigo imaginario de Christopher, quien le ayuda durante su estancia en el bosque y que posteriormente tendrá cada vez más peso en la trama principal

La mujer siseante es la villana principal de Amigo imaginario, un ser que sisea cual serpiente venenosa que tratará de llevar a cabo ciertos planes… Y hasta aquí podemos leer.

El vecindario de Mill Grove forma un conglomerado de personajes que, en ocasiones contadas, tienen cierto peso en la trama principal; no obstante, los amigos de Christopher son aquellos que contarán con mayor protagonismo a la hora de construir la casa del árbol que tanto anhela el ‘hombre amable’.

‘Moriremos el día de navidad’

Es la frase más sonada a lo largo de la novela, pronunciada por una mujer con alzheimer –la Señora Keizer-, quien amenaza desde el comienzo de Amigo imaginario con que algo realmente perturbador ocurrirá.

La señora Keizer vive en la residencia de ancianos de su hija, la Señora Collins; y atemoriza a todo aquel que se acerque a ella con un toque senil y estrafalario que no deja indiferente a ninguna de las personas con las que comparte ‘escena’, excepto a su hija.

Esta premonitoria frase indica que puede ser que la señora Keizer tenga un serio problema mental, pero también permite sembrar en el lector la semilla de la incertidumbre que girará en torno a esta cuestión a medida que va pasando el tiempo… ‘Moriremos el día de Navidad‘.

Nota: 9/10.

UsuarioComentario

Valiosas ideas de los Usuarios
0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *